El amor tiene sed cuando es verdad

Mi sed por su boca es inquietante, los días, los meses pasan, yo desespero. Espero con ansias, la llegada de ese beso para que me lleve a recorrer el mundo donde nace el mejor de los placeres. Su boca es manantial puro, ahoga cualquier penar. Labios húmedos que culminan mis noches, invocan el éxtasis, dándoleSigue leyendo “El amor tiene sed cuando es verdad”

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora